negociar-precio-vivienda

La negociación es un deporte. Debes conocer al contrario, analizar todas las variables de la contienda, entrenar para saber cómo reaccionar, evitar mostrar tus puntos flacos… Para saber qué pasos debes dar (y que ninguno sea en falso), te explicamos cómo negociar el precio de una vivienda para llevar al vendedor a tu terreno.

No muestres más interés del justo y necesario

Aunque en tu interior repiquen las campanas cuando el vendedor te esté enseñando la casa de tus sueños, no expreses todo tu entusiasmo. Si te ve demasiado convencido y con ganas de cerrar el trato cuanto antes, no bajará el precio ni un céntimo. 

Puedes comentarle tus prioridades para valorar la compra, pues así él te hablará sobre cómo se adapta la que te está enseñando a tus necesidades.

Antes de aprender cómo negociar el precio de una casa debes saber que entran en juego el número de visitas que hagas. Si vas cada día con un familiar, el vendedor entenderá que estás loco por comprar y que no hace falta bajar el precio.

Estudia a fondo el mercado inmobiliario

Analiza el precio de las casas de la zona y hazte con algunos datos relevantes (y actualizados) del sector inmobiliario antes de ir a hablar con el vendedor. Cuando se dé cuenta de que estás perfectamente informado de la situación del sector, ganarás credibilidad a sus ojos y te será más fácil negociar una rebaja.

Conoce e intenta congeniar con el vendedor

La psicología funciona así: si alguien te cae simpático, intentas hacerle la vida lo más fácil posible. Por tanto, tendrás muchos puntos a favor si le haces algún comentario que esté fuera del ámbito estrictamente profesional. Por ejemplo, si consigues distinguir su acento , dile que cuando visitaste su región te encantaron los paisajes de la zona.

Para negociar el precio de una vivienda ayuda muchísimo caerle bien al vendedor, pues psicológicamente le costará más no aceptar tus propuestas.

Esta es una forma muy sencilla de generar empatía y buena predisposición, por lo que luego le costará un poco más negarse a tus solicitudes durante la negociación. Recuerda: la cortesía, la amabilidad y la sonrisa pueden serte muy útiles.

Fíjate en cualquier defecto de la casa

Apunta mentalmente los defectos que tenga la vivienda (malos acabados, antigüedad, cualquier error en la fabricación,…), para luego usarlos durante la negociación.

No obstante, no reproches más que un par de desperfectos, ya que, si enumeras demasiados, puede salirte mal la jugada. En este último caso, el vendedor se puede sentir ofendido, ponerse a la defensiva y decidir que no va a bajar su precio ni un euro.

No vayas nunca sin una segunda opción

Real o ficticia, nunca llegues a un pacto sin una alternativa en mente. De esta forma el vendedor entenderá que no estás tan desesperado como para aceptar el precio sin rebaja y que, para vender, tendrá que negociar.

Presenta una oferta por debajo de tu máximo

Esta primera oferta es estratégica. Debe mostrar que tienes interés en el inmueble, pero que no es tu única opción. Antes de hacerla asegúrate de que la vivienda está libre de cargas y que las casas de la zona con las mismas condiciones tienen un precio similar.

Haz una oferta un poco por debajo del máximo que tienes intención de pagar. Esto se debe a que para saber cómo negociar la compra de un piso hay que entender que lo más probable es que esa primera oferta se desestime.

Propón una rebaja razonable, pues si es exagerada cabe la posibilidad de que pierdas credibilidad y el vendedor ya no te tome en serio. Y si, además de una oferta sensata, presentas algunos datos del mercado inmobiliario en la zona, perfecto.

Cuando estéis llegando a un acuerdo, depósito

Cuando veas que el vendedor y tú estáis llegando a un entendimiento en cuanto a las cifras, demuestra que eres de fiar ofreciendo una fianza o depósito. También puedes optar por un contrato de promesa de compraventa.

Como ves, saber cómo negociar el precio de una vivienda es tan sencillo o tan complicado como cualquier otro deporte. De hecho, quizá necesites un pelín de práctica y entrenamiento, pero verás cómo terminas dominándolo. Y si quieres más trucos e información para comprar tu nueva vivienda en las mejores condiciones,suscríbete a nuestra newsletter.