La inquietud de una nueva burbuja inmobiliaria por parte del Banco de España y por el Banco Central Europeo ha encendido todas las alarmas. Aunque ambos coinciden en indicar que afectarían a ciertas ciudades como Madrid y Barcelona.

La crisis que vivió España entre 2009 y 2012 provocada por la caída de Lehman Brothers hizo que, nuestro país no comenzase a recuperar el PIB hasta diez años más tarde. Cuando esto sucedió, se repitió hasta la saciedad que nunca más se volvería a repetir una situación similar. Sin embargo, la necesidad de nuevas construcciones residenciales en diversas zonas, unido al crecimiento de la inversión en vivienda, han hecho que el sector esté en alza de nuevo.

Causas de la crisis

En la época precrisis, en España se realizaban entre 600.000 y 800.000 viviendas en un año, de manera que se construían más viviendas que en Francia, Alemania e Italia juntas, cuando la población de estos países es cuatro veces mayor. Las causas específicas, según el Banco de España, fueron los altos niveles de endeudamiento en el sector privado durante los años de expansión.

nueva-burbuja-inmobiliariaFueentre el 2001 y el 2007 cuando comenzaron a apreciarse signos de inestabilidad en el sector financiero. Mientras el crecimiento del PIB era de un 67%, el crédito al sector inmobiliario registró un crecimiento del 250%.

El precio de la vivienda llegó a ser 9,1 veces la renta bruta de los hogares y el esfuerzo anual, (% de sueldo que destinan los propietarios a pagar su casa) superó el 56% de sus ingresos.

El golpe final lo dieron las hipotecas americanas de baja calidad que con su caída causaron un efecto dominó que no dejó a nadie indiferente.

No obstante, el sector inmobiliario se va recuperando poco a poco y todavía está muy lejos de las cifras que se daban en los años de mayor auge. Pero la realidad es que los precios siguen subiendo. Algunos expertos ya hablan de una posible nueva burbuja inmobiliaria en España.

¿Por qué el precio de la vivienda está subiendo?

El precio por metro cuadrado, entre los años 2007 y 2008 superaba los 2.000 euros. Hoy, se sitúa en unos 1.400 euros por metro cuadrado. Es decir, primero descendió más de un 40% desde su pico, y, ahora apenas ha recuperado una cuarta parte de esa caída.

Sin embargo, ciudades como Madrid y Barcelona en el año 2007 rondaban los 4.000 euros por metro cuadrado. Y, hoy, se sitúan ya entorno a los 3.000 euros.

La mejora del entorno económico explica esta subida. El empleo ha subido en los últimos años y eso genera que más personas tengan acceso a la vivienda, lo cual ha subido los precios.

Además, la escasa construcción de viviendas en los últimos años ha llevado a que haya zonas en la que haya menos oferta que demanda, lo cual ha hecho que los precios aumenten. Y, por último, con los tipos al 0% y el BCE confirmando nuevas inyecciones de liquidez, está propiciando que mucha gente vuelva a invertir en el sector inmobiliario.

Según los expertos, algunas de las subidas que se están experimentando son normales, pero habrá que ir viendo si el mercado se está estabilizando o los precios seguirán subiendo. Y, si después de analizar la nueva burbuja inmobiliaria, te interesan otros temas no te pierdas las noticias más novedosas del sector. Suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie.