nuevo-decreto-alquiler

El 5 de marzo se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el Real Decreto de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler. Este nuevo decreto de alquiler garantiza la asequibilidad y estabilidad del inquilino de vivienda. Estas son las medidas que han comenzado a regir el mercado.

Contratos: ampliación y validez

Se amplía la prórroga obligatoria de los contratos de los 3 años actuales a cinco si el propietario de la vivienda es una persona física. En el caso de ser un fondo de inversión se amplía a 7 años.

Además, también aumenta el plazo de prórroga tácita de 1 a 3 años. Cuando el nuevo contrato se extinga, este se podrá alargar un mínimo de tres años. Para que esto no ocurra, se deberá avisar con antelación. La nueva ley también amplía el plazo con el que hay que avisar, que pasa a ser de 4 meses para el propietario y de dos para el inquilino.

Así pues, si una persona compra una vivienda en la que vive un inquilino, el nuevo propietario deberá respetar el contrato vigente, esté o no inscrito en el Registro de la Propiedad.

Fianzas de 3 meses

Hasta la entrada en vigor de este nuevo decreto de alquiler, el propietario podía exigir como fianza lo que considerase.

A partir de esta fecha, se fija en dos mensualidades, ya sea a través de depósito o aval bancario, salvo en contratos de larga duración. En total se puede exigir una fianza como máximo de 3 meses.

Alquileres turísticos

Las comunidades de vecinos pueden autorizar o denegar el alquiler turístico en una vivienda siempre y cuando las tres quintas partes de los propietarios de la comunidad estén de acuerdo.

Con esa misma promoción, podrán asignar más gastos comunes a esos propietarios.

Índice de precios, IBI, IPC y gastos de gestión

Otra de las novedades es la creación de un índice de referencia de precios de alquiler que recogerá información de distintas fuentes. Datos de la agencia tributaria y el catastro pasando, por el registro de la propiedad y de los depósitos de fianzas.

Así pues, los inquilinos de viviendas sociales podrán deducirse hasta el 95% en el IBI. Los ayuntamientos también podrán legislar con el IBI sobre las viviendas vacías. Y la subida de la renta mientras dure el contrato de alquiler estará ligada al IPC.

Además, a partir de ahora los gastos de gestión inmobiliaria y la formalización del contrato irán a cargo del arrendador, siempre que sea una persona jurídica.

Herederos e inquilinos en situación de vulnerabilidad

Los alquileres de hogares en situación de vulnerabilidad, personas con discapacidad, menores de edad o mayores de 65 años, en caso de fallecimiento del titular del contrato, el arrendamiento se subrogará al resto de inquilinos de la vivienda.

Y si después de enterarte en qué consiste el nuevo decreto de alquiler, te interesan otros temas, como la obtención de liquidez para la jubilación con tu vivienda, no te pierdas las noticias más novedosas del sector. Suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie.