liquidez-jubilacion-vivienda

El destino del ahorro de las familias españolas se concentra en activos no financieros. Es decir, una gran parte de nuestros ahorros se concentran en el sector inmobiliario o a comprar viviendas. El 71,3% de la riqueza de los españoles está en las propiedades y solo el 15% está invertida en activos financieros.

La posibilidad de transformar la riqueza inmobiliaria

Uno de los grandes problemas con los que cuenta España es que muchos de los hijos del “baby boom” (nacidos entre 1960 y 1975) no han sido conscientes de la necesidad de ahorrar para su jubilación. En la mayor parte de los casos, ya no tienen tiempo suficiente para hacerlo.

Pero sí hay una importante cantidad de ahorro acumulada en vivienda. Y los propietarios deben saber que ese dinero se puede convertir en liquidez permitiéndoles alcanzar ingresos durante la jubilación más acordes con sus expectativas y necesidades, sin perder la propiedad de su casa mientras vivan.

Actualmente existen distintas opciones para conseguir liquidez durante la jubilación sin necesidad de alquilar o vender la vivienda en propiedad.

Antes, si una persona mayor de 65 años quería liquidez y solo contaba con una vivienda, tenía tres posibilidades. Alquilarla, venderla, y/o comprarse una casa más pequeña. Hoy existen otras opciones que permiten obtener una fuente adicional de ingresos durante la jubilación sin quedarse sin hogar.

Hipoteca inversa con renta vitalicia diferida

Es similar a un préstamo hipotecario. Es decir, el banco concede al propietario una línea de crédito a cambio de su vivienda, que se usa como garantía. Lo bueno de este tipo de hipotecas es que la titularidad sigue siendo de los propietarios mayores de 65 años y de sus herederos. Además, este seguro ofrece la posibilidad de recibir un doble ingreso, en caso de alquilar la casa.

obtener-liquidez-para-jubilicacion-con-vivienda

Vivienda pensión y venta tradicional

Esta opción consiste en vender la nuda propiedad de la vivienda, pero con derecho de usufructo hasta el día del fallecimiento. Así, el antiguo propietario no se queda sin un techo en el que vivir. Es la opción perfecta para los jubilados que no tienen hijos o familia directa.

Y cabe mencionar la posibilidad de venta tradicional con la que se obtiene una gran ganancia patrimonial. El problema es que ya no podrás vivir en esa vivienda a no ser que llegues a un acuerdo de arrendamiento con los nuevos propietarios.

Pese a estas opciones, los expertos aseguran que la solución sería promover una cultura financiera y desarrollar un marco institucional sólido para crear un mercado de productos eficientes capaces de dotar de liquidez el patrimonio de los españoles que lo necesiten.

Si te interesan otros temas como qué es un servicer inmobiliario, no te pierdas las noticias más novedosas del sector. Suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie.