orden-bano

Los baños sin amor son un desastre. Así, tal cual. Si no se les dedica tiempo y cariño, terminan siendo algo muy parecido a una leonera. Te damos algunos consejos para poner un poquito de orden en el baño y que no te recuerde cada mañana a tu propio caos interior.

Armarios, armarios y más armarios

Aun teniendo un baño pequeño o estrecho, puedes incorporar zonas de almacenaje. Sí, aunque parezca imposible. Solo tienes que hacerte con armarios altos que tengan poco fondo y allí podrás guardar todos tus botes de cosméticos, peines y demás utensilios que necesites. Al ser estrechos, no te quitarán mucho espacio y podrás seguir moviéndote sin problema por el cuarto.

Bajo el lavabo

El mueble bajo el lavamanos es perfecto para tener las toallas accesibles y para guardar diferentes objetos. Si tienes la lavadora en el baño, esta zona también es perfecta para meter el detergente y el suavizante.

En caso de que no tengas un mueble instalado en esta zona (lo que les ocurre a muchos lavabos de estilo moderno y minimalista), puedes hacerte con diferentes cestas o cajas decorativas. Cumplirán su función exactamente igual que una cajonera y resulta muchísimo más barato. Lo más importante para debes aprender sobre cómo ordenar el baño es que mantener limpia toda la parte superior del lavamanos de botes es fundamental.

Las toallas en su sitio

Dejar la toalla tirada encima del bidé o de la lavadora después de ducharte es un pecado mortal. De hecho, es en esos momentos cuando tu baño pone carita triste por falta de cariño. Para alegrarle el gesto solo tienes que poner un poquito de tu parte. Compra un toallero o unos ganchos con ventosa para colgar la toalla en su lugar tras utilizarla. La tendrás siempre a mano, se secará antes y el baño se verá más cuidado.

orden-bano

Aprovecha el espacio vertical

¿Tienes una zona de la pared en la que no tienes estanterías ni toalleros? Incorpora baldas con cajas en las que meter todos los cosméticos y útiles de aseo que no te quepan en el resto de armarios.

De esta forma podrás ordenar los cajones del baño de manera muy rápida y sin apenas esfuerzo.

¿Te falta hueco aún?

En caso de que, aun llevando a cabo todos estos consejos, sigas necesitando más espacio en tu baño, opta por una solución sobre ruedas. Como lo lees. Hazte con un carrito de varias baldas para poner el secador, la plancha, los cepillos o lo que necesites. Así podrás ir cambiándolo de lugar siempre que quieras y tendrás todos tus utensilios siempre a mano.

Un poquito de verde

Decorar el baño es un punto a favor para potenciar la sensación de cuidado y confort dentro de esta concurrida estancia. Hazte con plantas especiales para esta zona de la casa o con otros elementos decorativos que hagan referencia a la naturaleza y al frescor.

Entonces… ¿ya has puesto orden en el baño? Como te decíamos al principio, solo necesita un poquito de amor. Y si quieres más trucos para cuidar con mimo el resto de tu hogar para que se parezca cada vez menos a una jaula leonina, suscríbete a nuestra newsletter. Entre tu voluntad y nuestros consejos, tu casa volverá a sonreír de felicidad.