plantas-cocina

Las plantas en la cocina, además de dar un toque hogareño y de distinción, favorecen la oxigenación del ambiente. Aunque esta zona, de por sí, suele estar bien iluminada y ventilada, ¿por qué no aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid? Aquí tienes un listado con 11 plantas para dar una segunda vida a tu cocina. ¿Te animas a echarle un vistazo?

Cactus

El cactus es una de esas plantas que muchas veces pasa desapercibida, ya que no requiere de muchos cuidados (solo hay que regarla 2 veces por semana en verano y una el resto del año). Además, es muy resistente a cambios de temperatura e ideal para cocinas pequeñas.

Aralia

Esta, por el contrario, agradece un poco de oscuridad, además de un espacio mayor para crecer, por lo que mejor decorar la cocina con estas plantas si cuentas con un espacio grande. Posee unas hojas muy bonitas y llamativas. De origen japonés, ofrece gran resistencia y durabilidad.

Perejil

“Agregando un poco de vegetación en la cocina obtienes una estancia más oxigenada y relajante, además de actuar como ambientador natural.”

Esta especie la puedes usar de 2 formas: como elemento decorativo y como condimento para tus comidas. Eso sí, requiere de más cuidados que las anteriores, sobre todo en épocas de calor, teniendo que regarla al menos cada 2 días. A nuestro juicio, es de las mejores plantas para adornar una cocina.

Aun así, si te decantas por ella, puedes introducirla en una maceta pequeña y ubicarla en un lugar que no reciba la luz del sol directa. También te recomendamos que la saques de vez en cuando al exterior, sobre todo si tienes jardín.

Romero

Si deseas que tu cocina huela de manera excelente sin tener que recurrir a ambientadores, una de las mejores opciones es el romero. Todo lo que necesitarás será un buen abono y que reciba luz del sol directa. Analiza si este espacio de tu casa cumple con las condiciones adecuadas para esta planta aromática.

Hierbabuena

Una planta de cocina (literalmente, ya que se usa casi a diario para multitud de platos y cócteles) pequeña, que requiere de humedad de manera constante. Posee unas hojas verdes preciosas, además de expulsar un aroma muy familiar. Y si usas un abono casero, conseguirás una planta aún más bonita.

Helecho

En caso de que tu cocina tenga algunas esquinas oscuras, puedes aprovechar dichos espacios para poner helechos. Los hay de muchos tamaños y tipos (nido, pata de conejo, espada…), pero hay algo que todos tienen en común: necesitan muy poca luz y bastante humedad.

Albahaca

¿Qué amante de las plantas puede decir que no a una macetita de albahaca en la cocina? Colocándola cerca del fregadero (ya que es pequeña), podrás acordarte de regarla todos los días un poco. Ten especial cuidado, ya que, si no recibe agua a diario, se deshidrata con facilidad.

Menta

De lo más versátil (puesto que sirve tanto para medicinas como para infusiones y condimentos), la menta es sin duda de las mejores plantas para decorar la cocina. Posee un tamaño pequeño y buen olor. Pero ojo, recuerda exponerla a la luz.

Aloe Vera

Si nos pusiéramos a enumerar la cantidad de beneficios que ofrece esta planta, el post se haría enorme. Es eficaz contra las quemaduras, heridas, acné y placa dental, por no hablar de sus propiedades antioxidantes, antibacterianas e hidratantes.

Como ocurre con el cactus, el aloe vera es una planta muy sencilla de cuidar, porque requiere de poca hidratación (y no hará falta que te preocupes de cómo regar la planta en vacaciones). Sin embargo, necesita bastante luz y tiende a crecer mucho, por lo que es ideal para cocinas grandes.

Potus

Cuando piensas en cómo colocar plantas en la cocina, recuerda que esta planta solo es una buena opción si tienes mucho espacio. Compuesta por grandes hojas verde claro y natural de Asia, es una especie vegetal que necesita hidratación una vez por semana, pero apártala de la luz porque se quema con facilidad.

Alegría del hogar

Llamada también “alegría de la casa” u “orejas de oso”, es una planta de la que nacen flores muy bonitas, de color blanco, rosa y rojo. Y lo mejor de todo: florece todo el año, así que la puedes dejar en tu cocina (siempre que esté iluminada) sin temor al otoño.

Otro aspecto que debes tener en cuenta al cuidar esta especie es la frecuencia de riego: necesita permanecer en tierra húmeda y recibir agua más de una vez por semana, sobre todo en épocas calurosas.

¿Has visto qué cantidad de opciones hay para decorar con plantas en la cocina? Solo tienes que colocarlas en los lugares adecuados y regarlas cuando toque para que permanezcan mucho tiempo contigo. Y ya sabes, si quieres conocer más ideas de decoración para tu hogar, ¡solo suscríbete a la newsletter!