preparar-llegada-bebe

Pasáis de ser dos a ser… padres (mejor no dar número concreto porque podéis pasar a ser 3… o más). Vuestra vida está a punto de cambiar, y todo da vértigo e ilusión a partes iguales. Pero si todo cambia… ¿qué debes hacer con tu casa? Pues modificarla también. Todo debe estar 100% organizado para preparar la llegada del bebé.  

Te damos algunos sencillos trucos para que tu casa esté lista al 100% para el nuevo miembro de la familia. Te aseguramos que no será tan difícil como a priori puedas pensar. ¡A por ello!

Cómo cambiar tu casa para la llegada de un bebé

  • Sistemas de almacenamiento

Hasta que no tienes un niño no sabes la cantidad de cosas que puede acumular una persona tan chiquitita en tan poco tiempo: ropa, juguetes, artículos de higiene… Al final resulta una auténtica barbaridad de trastos que necesitarás almacenar.

“¿Y dónde coloco todo eso?” Tranquilidad. No hace falta que te mudes a un palacete, con que cuentes con una habitación en la que quepan sistemas modulares, tienes de sobra. Lo bueno de este tipo de muebles es que puedes añadir módulos y módulos hasta (literalmente) llegar al techo. Guarda lo que menos uses más arriba para tener a mano lo que vayas a utilizar a diario.

  • Una bañera móvil

“Pero si ya tengo una bañera, ¿para qué necesito una especial para el niño?” Si sigues esta teoría, te acordarás de nosotros después de unos meses. Evítalo haciéndote con una móvil y especial para tu primer bebé. No te puedes imaginar lo que agradecerá tu espalda no tener que estar inclinada durante el baño.

Por otra parte, ten en cuenta que en este momento vas a necesitar tener a mano el gel, el champú, la esponja, la toalla y las cremitas. Para todo ello coloca una estantería cerca de la zona de higiene del recién nacido. Así podrás tenerlo controlado en todo momento y, a la vez, utilizar todo lo que necesites.

  • Cambia la zona de trabajo

¿Tienes tu lugar de trabajo en la futura habitación del pequeño? Sácalo de ahí (cuanto antes mejor). Antes de la llegada de un bebé puedes colocar un escritorio en el salón o llevarlo al cuarto de invitados, donde te sea más cómodo. Pero debes asumir que tu antiguo estudio ya nunca estará en el mismo sitio de antes. ¡No pasa nada! Lo importante es que puedas seguir haciendo las mismas tareas tras el nacimiento del pequeño.

preparar-llegada-bebe

Antes de la llegada del bebé a casa: La seguridad

Llevando a cabo unas sencillas pautas en casa, la seguridad del nuevo miembro de la familia está garantizada. Seguro que muchas ni siquiera se te habían ocurrido:

  • Dispositivos de seguridad: Puertas, esquinas de muebles, cajones, inodoros… Incorpora pequeños sistemas de seguridad en todas estas zonas.
  • Productos peligrosos: Aleja de él todos los botes o paquetes con medicamentos, cosméticos o productos de limpieza. También guarda electrodomésticos como la plancha o el secador del pelo.
  • Antideslizantes: Bajo la bañera móvil o bajo las alfombras de la casa coloca siempre antideslizantes para evitar caídas accidentales del bebé.
  • Cinturón de seguridad: No solo debes hacerte con una sillita homologada para el coche, sino que debes cerciorarte de que la silla para comer tiene cinturón de seguridad para evitar caídas.
  • Enchufes cubiertos: Incorpora cubiertas en todos los enchufes de la casa para que el bebé no meta los dedos de forma accidental.
  • Atención a las mascotas: Aunque los beneficios de tener mascotas para los niños son enormes, mejor tenerlos vigilados durante los primeros contactos. Y no solo por si los perros o gatos pueden hacerle algo al pequeño, ¡sino porque también puede ocurrir a la inversa! Los niños muchas veces no son conscientes de su fuerza, de que pueden hacer daño o de que el animal no es un juguete.

Ya lo tienes todo preparado. Ahora solo falta… ¡que nazca el pequeño! Pero recuerda, preparar la llegada del bebé a casa es solo el principio. Si quieres recibir más consejos para que tu casa se adapte a las necesidades del pequeño (y viceversa), suscríbete a nuestra newsletter.