prioridades-comprar-vivienda

No te quedas con el primer piso que pillas. Cualquier decisión importante, como la de adquirir una nueva vivienda, requiere de un profundo análisis previo de los pros y los contras. Para que sepas, a grandes rasgos, qué aspectos y prioridades al comprar una casa debes valorar, aquí tienes algunas ideas.

Precio

Obvio y fundamental. Este es el parámetro que debemos estudiar antes de dar ningún nuevo paso en nuestra decisión. Por mucho que el resto nos indiquen que necesitamos una casa luminosa de tres habitaciones situadas en pleno centro de la ciudad, si no tenemos el dinero necesario para pagarla, poco podremos hacer.

Antes de evaluar ningún otro aspecto, define muy bien la cifra tope que eres capaz de pagar por tu nueva vivienda.

Calcula la cantidad de dinero de tus ahorros que puedes pagar ahora mismo para la entrada. Recuerda que, mínimo, tendrás que tener ahorrado en torno al 10% del precio total de la vivienda.

Además, debes tener en cuenta todos los impuestos que deberás pagar durante el proceso de compra y tras la posterior adquisición del inmueble. No olvides que en el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 hay contempladas una serie de medidas para ayudar a determinados grupos de población a acceder a una vivienda. Si estás entre ellos, aprovéchate de sus facilidades.

Por otro lado, haz un cálculo de la cantidad de dinero al mes que necesitarías para cubrir los gastos derivados de la hipoteca en función de los años que quieras tardar en pagarla. Ten en cuenta que a este gasto no deberías destinar más del 30-40% de tus ingresos netos mensuales (la llamada tasa de esfuerzo). De esta manera, tanto tú como la entidad bancaria tenéis la seguridad de que podrás hacer frente a la deuda.

Habitaciones

Dependiendo de la cantidad de personas que seáis en la unidad familiar, necesitaréis más o menos metros cuadrados y número de habitaciones. Como es evidente, una familia con niños necesitará más espacio que una persona que se va a vivir sola.

Pero aunque esa es la valoración más rápida y sencilla, luego hay que realizar una mucho más profunda. Por ejemplo, aquellas personas que trabajan desde casa quizá necesiten tener un espacio dedicado íntegramente a un despacho o taller.

Además, cuando se hayan establecido el número de habitaciones que debe tener la vivienda sí o sí, es importante que determines la amplitud necesaria para cada una de ellas. Examina la función que quieres que cumplan y fija una superficie mínima para llevarla a cabo.

prioridades-comprar-vivienda

Ubicación

¿Te interesa la tranquilidad del campo o la cercanía al trabajo que te da la ciudad? Estudia muy bien la ubicación en la que está emplazada la vivienda. De hecho, lo mejor es visitar el barrio varias veces y hablar con la gente de la zona antes de tomar una decisión.

También es importante que pienses en las posibilidades que tienes de cambiar de empleo o de lugar de trabajo. Esto es importante a la hora de analizar la compra porque, en caso de tener que trasladarte, es positivo haber adquirido una vivienda que sea fácil de alquilar a buen precio.

Comunicaciones

¿Acaso no conoces a un compañero de trabajo que, aún viviendo más lejos que tú de la oficina, tardar menos en llegar?

Eso es lo que ocurre con las zonas que están bien comunicadas, ya sea en coche o en transporte público, que permiten a sus habitantes llegar rápida y cómodamente a cualquier parte de la ciudad.

Considera este aspecto como fundamental a la hora de elegir tu nueva vivienda, pues, por muy fantástica que sea la casa, tardar dos horas en ir y volver cada día del trabajo es agotador. Si quieres, antes de tomar la decisión, haz la prueba un día de ir de la nueva casa al trabajo tal y como lo harías si ya vivieras allí. Así podrás determinar mejor las posibilidades de transporte.

Instalaciones

Como ha ocurrido en el resto de los parámetros que hemos analizado, todo depende de las circunstancias de cada comprador. Si, por ejemplo, una persona mayor va a vivir contigo, es importante que elijas una vivienda que posea ascensor.

Que la vivienda posea ascensor, garaje, trastero o parque infantil es un extra que puede ser relevante para completar tu decisión final.

En otros casos, sobre todo en zonas frías, quizá también valores aquellos inmuebles que tengan calefacción central. Por su parte, las familias con niños pueden entender incluso que los edificios con pequeños parques infantiles en el interior son más seguros y fiables.

En definitiva, hay una serie de instalaciones extra que pueden aportar interés y utilidad al inmueble en tu situación personal. Inspecciónalas y decide cuál de ellas es más importante en tu caso concreto.

Otros aspectos clave

Una casa luminosa parece mucho más limpia y amplia que una que no lo es. Además, sus habitantes suelen sentirse mucho más alegres y animados que en una vivienda oscura. Por eso mucha gente está comenzando a valorar este requisito como fundamental a la hora de apostar por un nuevo inmueble.

Otro aspecto que le da un plus a tu nuevo hogar es tener una óptima distribución de los espacios. De nada te vale tener un salón gigantesco y una cocina tan pequeña que haya que entrar de lado. Tampoco tiene mucho sentido tener enormes pasillos y un baño demasiado estrecho.

En resumidas cuentas, examina muy bien el piso en sí y la forma en la que lo utilizarías. En caso de que sea obra nueva, revisa al dedillo los planos e incluso asesórate con un arquitecto en caso de que sea necesario.

Servicios

¿Tienes un perro o niños en casa? Entonces seguro que te importará la cercanía de parques y zonas verdes, así como la de colegios y guarderías. Contar con supermercados, farmacias o centros de salud relativamente cerca es otro plus que también debes considerar antes de hacerte con tu nueva vivienda.  

En función de tus necesidades y circunstancias, debes poner en una balanza cada uno de estos aspectos y decidir qué prioridades al comprar una casa son los más importantes para ti y tu familia. Comparte con ellos estas reflexiones para que todos ayuden a tomar una decisión acertada.