prorroga-contrato-alquiler

Como bien sabes, la información es poder. Y en cuestiones tan importantes como la vivienda es imprescindible conocer todos los detalles para no saltarse la ley y asegurar así un techo bajo el que dormir. Para que lo consigas, hoy te damos todos los datos sobre la prórroga del contrato de alquiler. Sigue leyendo y entérate de todo.

¿Cuánto dura el contrato de alquiler?

En junio del año 2013 se reformó la Ley de Arrendamientos Urbanos (también conocida como LAU). Antes de esa fecha, los contratos de alquiler tenían una duración mínima que llegaba a los cinco años. Y con una posterior opción a prórroga de tres años más. Después del cambio en la LAU, la duración mínima pasó a tres años, mientras que la ampliación es anual.

A día de hoy los contratos de alquiler que estaban regulados por la antigua LAU ya han expirado. Si se han producido prórrogas, estas han sido por tres años más. Si es tu caso, debes tener en cuenta que, las siguientes (si las hubiera) serían siempre anuales.

Prórroga del contrato de arrendamiento actualmente

En caso de que la fecha de finalización de contrato (de tres años) se esté acercando y ambas partes estéis de acuerdo en prorrogarlo con las mismas condiciones, se hará durante un año más automáticamente. En caso de que alguno de los dos quiera modificar las condiciones (recuerda pactar qué paga cada uno), será obligatorio comunicárselo a la otra parte por escrito con un plazo mínimo de un mes de antelación respecto a la fecha de fin. De esta manera, se evitaría alargarlo automáticamente.

Cuando se cumpla un año tras la prórroga, se podrán llevar a cabo nuevas modificaciones del contrato, ampliarlo con las mismas condiciones o romper la relación contractual, según sea el caso.

prorroga-contrato-alquiler

Subidas pactadas en el precio del alquiler

Deberá aparecer de forma clara en función de qué índice se modificarán el precio del alquiler. En ocasiones puede ser el IPC. Pero en otros puede utilizarse el Índice Actualizador de Rentas de Contratos de Alquiler (ARCA). La oportunidad que tienen las partes de renegociar al alza o a la baja los costes del arrendamiento es en los momentos de prórroga del contrato y siempre contando con los datos relativos a los índices establecidos. Aspectos como quién paga la comunidad deben quedar perfectamente claros y por escrito en todas las modificaciones.

Ahora ya conoces todos los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de realizar la prórroga de un contrato de alquiler de vivienda. Comparte este artículo en redes para que tus amigos y familiares estén tan informados a este respecto como tú. ¡Seguro que te lo agradecen!