que-hacer-solo-en-casa

¡Libre! ¡Por fin libre! Si estás pensando en qué hacer cuando estás solo en casa, no te frustres. Por primera vez en mucho tiempo puedes hacer lo que te dé la real gana, ¡aprovéchalo! Te damos algunas fantásticas ideas que seguro que te encantarán.

No hacer nada es una opción

Dormir está infravalorado como actividad de ocio. No tener planes es perfecto para recuperar todas aquellas horas de sueño que te han faltado durante semanas enteras. Échate una buena siesta o acuéstate a dormir a las 10 de la noche por primera vez en décadas. ¡Y disfruta a tope de la posterior sensación de descanso!

Experimentos en la cocina

Sabemos que llevas meses tirando de comida preparada o, como mucho, de recetas para singles que se preparan en 10 minutos.

Ahora que tienes algo más de tiempo puedes experimentar con las cuatro cosas que tienes en la despensa para preparar tu primer gazpacho casero o tus primeras costillas al horno.

Si sale bien, luego disfrutarás con gusto de tus nuevos conocimientos culinarios viendo una película. Si sale mal… total, no sabías que hacer solo en casa, ¿no?

Lavado de cara a tu hogar

Estamos seguros de que siempre llevas a cabo esos pequeños trucos para mantener la casa limpia y ordenada con el menor esfuerzo posible.

Pero, por si acaso, recuerda que tu piso necesita una limpieza a fondo de vez en cuando, ¡y si no sabes qué hacer cuando estas aburrido en casa solo es el momento perfecto!

Limpiar los azulejos de la cocina o las juntas del plato de ducha son ejemplos de lo que puedes hacer en caso de que ya tengas la casa más o menos decente.

El mando, tu mejor compañero

Hacerse un maratón de esa serie que te han repetido una y mil veces que es increíble o ponerte al día con las películas de tu director favorito, también es una opción. Haz del sofá tu trono y del mando tu cetro. Este es tu reino y aquí mandas tú.

Ponte en forma

Seguro que siempre te estás quejando de que no tienes tiempo para hacer deporte, que tu ritmo de vida no te permite estar en forma y blablabla. Muy bien, hoy es el día perfecto para ponerle remedio y comenzar a llevar a cabo un estilo de vida saludable. Así que ya tienes plan. Ponte el chándal ¡y a sudar la gota gorda!

Vive otras vidas

¡Lee! Es lo mejor que hacer en casa cuando te aburres. Dejarse inundar por una buena historia narrada en la soledad de tu piso.

Disfruta de aventuras impresionantes y déjate llevar por las vidas ajenas que te proponen los libros. Sin duda, esta es una de las mejores formas de pasar una tarde tranquila.

¡A bailar!

El cepillo de dientes, un plátano o el mando de la tele. Cualquier cosa te puede servir perfectamente de micrófono simulado para darlo todo con las canciones que más te gustan.

Sube el volumen y desafina todo lo que quieras. Total, no hay nadie más en casa al que puedas molestar.

Pasarela de moda casera

No puedes decir que no tengas ropa, únicamente que no tienes tiempo de ver cómo combinan las prendas entre sí para encontrar el look perfecto. ¡Pues hala! Date el capricho de vaciar tu ropero y combinar su contenido frente al espejo. Así en los momentos en los que vayas a salir por ahí ya tienes el modelito preparado.

¡No te podrás quejar! Te hemos dado muchísimas opciones para que no vuelvas a preguntarte qué hacer cuando estás solo en casa y aburrido. Elige el plan que más te apetezca y aprovéchalo al máximo. Quizá en unos años echarás de menos esos momentos de soledad… Comparte este artículo con tus amigos para que sepan que dejarte a solas un sábado por la tarde no te ha venido tan mal. ¡Incluso puede que se mueran de envidia!