reformar-piso-alquilar

Lo sabemos. Somos plenamente conscientes de las dificultades que entraña comenzar a reformar un piso para alquilar. Pero no desistas en tu empeño. Conseguir este objetivo es posible siguiendo unos consejos básicos. ¡No te los pierdas!

Ten en cuenta el tipo de cliente

No es lo mismo reformar un piso para alquilarlo a universitarios que a familias con niños.

Piensa bien este punto antes de comenzar con la obra. Las necesidades de una pareja joven con un niño pequeño no serán las mismas que las de un par de estudiantes universitarios. Sus presupuestos tampoco serán iguales, por supuesto.

En función del primer parámetro (las necesidades), debes decidir si, por ejemplo, quieres ofrecer una vivienda con un amplio salón comedor o con más habitaciones. En función del segundo (el presupuesto), podrás definir la calidad de los materiales que vas a utilizar o la cantidad de dinero que quieras gastar.

Es imprescindible que elijas bien el tipo de cliente al que te quieres dirigir, pues como la vivienda final no encaje con sus requisitos te resultará muy difícil alquilarla. Escoge también si prefieres un inquilino de alta rotación (estilo estudiantes) o estables (como las familias). En el primer caso, podrás cobrar un poco más, ya que lo más probable es que arrendes por habitación. Sin embargo, asumes un mayor riesgo. En el segundo, puedes bajar un poco el precio a cambio de una cierta garantía de que el piso estará ocupado por mucho tiempo.

En cualquier circunstancia, te aconsejamos que te hagas con un buen seguro de alquiler de vivienda. Al fin y al cabo, tanto una familia como un estudiante puede verse en la situación de no poder hacer frente al pago de la mensualidad o ante la necesidad de cambiar de hogar antes de que cumpla el contrato.

reformar-piso-para-alquilar

Distribuye bien la vivienda

Después de definir de forma coherente a qué tipo de inquilinos quieres dirigirte, debes llevar a cabo una obra acorde a esa decisión. Distribuye el espacio disponible en la vivienda de manera acorde a las necesidades de los futuros usuarios (más o menos habitaciones, cocina con más o menos metros cuadrados, salón comedor de unas u otras dimensiones…).

En cualquier caso, si hay dos cosas que tienes que tener en cuenta a la hora de reformar para alquilar son tener un buen reparto de la luz natural entre los diferentes espacios y evitar los pasillos demasiado grandes. Nadie quiere espacios oscuros ni menos metros cuadrados en las estancias principales por darle demasiados a un pasillo.

Por otro lado, te recomendamos que para la parte técnica contrates a arquitectos o interioristas especializados. No te fíes únicamente de tu criterio o de lo que te diga el constructor, porque puedes lamentarlo después. Ponerte en manos de profesionales a la larga es una enorme garantía.

Elige buenos acabados

Además de elegir materiales que sean modernos y atractivos, es importante que analices cuestiones como su mantenimiento, limpieza y precio. Por ejemplo, la pintura blanca y satinada es perfecta para mejorar la luminosidad del piso (refleja parte de la luz) y es muy sencilla de limpiar sin dejar marca. Aunque su coste es algo mayor, merece la pena la inversión por su durabilidad.

Otro ejemplo lo tienes en los pavimentos. Te aconsejamos optar por los porcelánicos. Su calidad es fantástica y su aspecto exterior cada vez está más cuidado.

Los hay incluso que imitan madera, siendo su conservación mucho más sencilla que la de un parqué natural.

En cuanto a los muebles, hoy en día puedes encontrar una enorme cantidad de opciones y calidades diferentes a precios muy razonables. Pero no olvides llevar a cabo un completo inventario antes de alquilar el piso, ya que así tendrás una cierta garantía de que nadie podrá robarlos o dañarlos impunemente.

Ahora que ya conoces los aspectos básicos que debes tener en cuenta a la hora de reformar un piso para alquilar, ¿a qué esperas para ponerte manos a la obra? Verás que finalmente encuentras a los inquilinos perfectos. Y si quieres más información para asegurarte al máximo de que tu arrendamiento es 100% seguro, ¡suscríbete a nuestra newsletter!