remedios-caseros-mosquitos

Pshshshshshshsh… ¡Plás! Pshshshshshshshshsh… ¡Plás! No, no lo intentes. A base de palmadas no vas a acabar con estos desagradables insectos. En verano, sobre todo en las zonas que están cerca de ríos, pantanos, etc, estos remedios caseros para los mosquitos te van a venir de perlas.

Repelente de mosquitos casero

¡Son súper sencillos! Empecemos con el de limón y clavo. Se trata de poner el zumo de un limón y clavo de olor en un bote de vidrio pequeño y con una gran abertura (estilo mermelada). Ubícalo en el alféizar de la ventana de tu dormitorio y los insectos no se atreverán a entrar.

Otra “pócima” que parece sacada de una película de brujas también tiene al clavo como uno de sus protagonistas. Coge una naranja, pártela por la mitad y exprime ambos lados. Luego corta un circulito en el centro del que hacía de parte superior, donde estaba la unión de la naranja con la rama del árbol. En esta misma zona, haz dos filas circulares incrustando los clavos en el exterior de la piel de la naranja. Ahora enciende una velita, métela dentro de la base de la naranja e incorpora la parte superior con los clavos para “cerrarla”.

El resultado es tan bonito como efectivo. De hecho, si quieres estar tumbado en las cálidas noches de verano en la nueva hamaca que has hecho para el jardín, este repelente de mosquitos casero (haz varios y ponlos alrededor de la hamaca) te será súper útil.

Fabrica una trampa antimosquitos casera

Solo necesitarás una botella de plástico, vinagre, azúcar y levadura. Corta la parte superior de la botella a unos 10 o 15 cm del tapón y deshazte de este último. En un vaso mezcla el vinagre (que debe llegar más o menos hasta la mitad) con unas 3 cucharadas de azúcar. Puedes calentar un poco la mezcla para que el edulcorante se disuelva totalmente al revolverlo con una cucharilla.

A continuación, echa la mezcla en el fondo de la botella y mete la parte superior que antes cortaste de forma invertida sobre la base. De esta forma, quedará como una especie de embudo. Sella ambas partes de la botella con un poco de cinta aislante. Ahora ha llegado el momento de verter un par de cucharaditas de levadura por el hueco del tapón. Verás que reacciona al contacto con el vinagre. ¡Y ya está! Ya tienes una efectiva trampa casera para mosquitos no te molesten durante la noche.  

remedios-caseros-mosquitos

Repelentes que aplicas en la piel

La manzanilla es perfecta para ahuyentarlos. Mezcla unos 250 gramos de flores de esta planta con agua y, después de un rato, aplica el líquido sobre la piel. ¡Así de sencillo! También puedes cocer unas cuantas hojas de eucalipto y mezclar el líquido restante con tu crema hidratante habitual. Los insectos no se te acercarán ni aunque te pases la noche en tu bonita terraza urbana.

Ya te hemos enseñado varios remedios caseros para los mosquitos, ¿no crees? Ha llegado la hora de que apliques el que más te convenza y de que compartas este artículo con esa persona (todos conocemos alguna) que está constantemente quejándose de las picaduras de estos alados insectos.