san-juan-ninos

Pura magia. Así es la noche más corta, la del 23 al 24 de junio. ¿Cómo vas a pasarla este año? Si vas a estar con tus peques, disfruta al máximo del magnetismo de esas pocas horas de oscuridad con estas ideas para pasarlo en grande durante la noche de San Juan con niños.

Organiza una auténtica fiesta

No tiene sentido si la pasas en casa viendo una peli. ¡Hay que hacer una fiesta! ¿Y acaso crees que con esos locos bajitos no se puede hacer un fiestorro? Sal al jardín o a la terraza para disfrutar de esta fantástica noche. O puedes organizar diferentes actividades para niños en San Juan para que tus hijos se entretengan y disfruten de esta fecha.

Antes de que llegue el atardecer, por ejemplo, puedes hacer plastilina comestible (sobre todo si hay niños pequeños que puedan metérsela en la boca) para luego pasar la noche haciendo muñecos y flores con este material. En cualquier caso, intenta que sea en exterior para poder ver las hogueras de las cercanías.

Todos con sus diademas de flores

Al pasar la noche de San Juan con niños descubrirás los encantos de las horas entre el anochecer del 23 y el amanecer del 24 de junio.

Esta es una noche perfecta para celebrar la llegada del verano y lucir todos una bonita diadema de flores en el pelo. Para ello puedes ir con tu peque a recoger algunas flores al jardín durante el día para luego atarlas a una diadema y lucir el resultado cuando caiga el sol. ¡Seguro que le encanta!

Juega con la luz en frascos mágicos

Consigue una iluminación súper bonita con estos juegos de San Juan para niños y decorando frascos de vidrio con pintura fosforescente. Para ello solo tendrás que coger algunos frascos de vidrio (de verdura, crema de cacao o cualquier otro uso) limpios, un pincel y las pinturas (que puedes encontrar en cualquier tienda de arte gráfico).

Introduce el pincel con un poco de pintura en el frasco y haz puntitos por toda la superficie interior. Intenta combinar varios colores para que quede mucho más bonito. De día parecerán simples botes con manchitas blancas sin mucha gracia, pero a la luz de la luna quedarán increíbles.

Acerca los frascos durante unos 30 segundos a una fuente de luz incandescente. Luego apaga las luces y… ¡que empiece la magia! Los botes iluminados serán como misteriosos faroles en medio de la oscuridad.

Experimenta con fuego y agua

San Juan es una fecha perfecta para dejarse llevar por los enigmas del fuego. Si tienes la suerte de poder acercarte a la playa con los peques para que disfruten de las hogueras (siempre vigilados y con todas las precauciones posibles), genial.

Pero en caso de que no puedas acercarte a la hoguera en la playa o en el pueblo, te aconsejamos que hagas tu propia minihoguera en casa. ¿Cómo? Muy sencillo. Solo tienes que encender unas cuantas velas, colocarlas en el suelo y poneros a bailar a su alrededor. ¡Y ya tienes la fiesta montada!

También puedes hacer experimentos con agua, perfectos para el momento final en el que ya vayas a apagar las velas. Se convertirán en la guinda de un bonito anochecer que jamás olvidarán. ¡Eso seguro!

Como ves, pasar la noche de San Juan con niños te hace redescubrir todo el encanto que esconden esas mágicas y breves horas de oscuridad. Comparte este artículo en tus redes sociales para enseñar a tus amigos que con los peques también se pueden organizar unas fiestas fenomenales.