sector-inmobiliario-cambio-climatico

La edición número 25 de la Cumbre del Clima se celebró en Madrid del 2 al 13 de diciembre para abordar la crisis climática que estamos viviendo. Un evento en que diferentes partes, conformadas por representantes de más de 200 países, empresas, organizaciones de la sociedad civil y otros grupos, se reúnen para tomar decisiones para reducir los efectos del cambio climático.

La gravedad de la situación

La Cumbre del Clima cobra un carácter de urgencia mayor por el constante deterioro medioambiental. Las pérdidas económicas mundiales relacionadas con fenómenos meteorológicos fueron de casi 450.000 millones de dólares en 2018. A comienzos de siglo, suponían menos de una cuarta parte de esa cantidad (100.000 millones).

Por ello, uno de los grandes retos de la sociedad es dar respuesta a la situación de emergencia climática que estamos viviendo. La construcción es un elemento clave contra el cambio climático, ya que produce el 35% del CO2 que se vierte en la atmósfera y cerca del 40% del consumo final de energía.

el-sector-inmobiliario-lucha-contra-el-cambio-climatico

Rehabilitación de edificios

La Unión Europea ha establecido unas bases para que dentro de 10 – 15 años, cada edificio consuma en un año la misma cantidad de energía que produzca. Ello requerirá minimizar la necesidad energética de los edificios y la utilización de gran cantidad de fuentes de energía renovables.

Por eso mismo, el primer paso consiste en rehabilitar todos los edificios actualmente en uso antes de 2050 de forma que su gasto energético sea prácticamente nulo.

Esto implica fomentar el acceso igualitario a la financiación, en particular en los barrios que cuentan con un parque inmobiliario menos eficiente, habitualmente ocupados por las personas con menos recursos económicos, y prestar una mayor atención a los hogares en situación de pobreza.

el-sector-inmobiliario-lucha-contra-el-cambio-climatico

Nuevas formas de construcción

No basta con limitar las emisiones de las edificaciones en la fase constructiva y a lo largo de su vida útil. Hemos de avanzar hacia nuevas formas de construcción que preserven los recursos naturales, en las que sea factible reutilizar y reciclar materiales. En definitiva, aplicar los principios de la economía circular, que también dependen de cómo se levante un edificio.

Se trata de avanzar y cambiar la cultura de mantenimiento, y tener nuevas formas de construcción con el objetivo de reducir al máximo las emisiones de efecto invernadero. No estamos hablando de un tema menor. Nos jugamos nuestra existencia y, por ello, todos debemos concienciarnos.

Y, si después de analizar el efecto que producen las edificaciones en el cambio climático, te interesan otros temas, no te pierdas las noticias más novedosas del sector.Suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie.