sobrevivir-resaca-ano-nuevo-sin-salir-de-casa

Lo has dado todo el día de Fin de Año y, después de dormir, sientes que todo te da vueltas. No te preocupes, no es más que una resaca. Pero, como todas, es desagradable. Así que vamos a darte algún truco para que esta experiencia sea menos desagradable y se pase cuanto antes. 

La resaca es, en esencia, un estado de falta de glucosa asociado (claro está) a una ingesta de alcohol. Esta es la razón por la que te puedes sentir mareado o débil. A este estado se le conoce como veisalgia y hay algunos consejos para sobrellevarlo mejor. En condiciones normales, no debería durar más de un día.

La resaca de Fin de Año se puede superar más rápido si te hidratas con frecuencia e ingieres alimentos ricos en carbohidratos y vitamina B.

Lo que sí puedes es tomar una serie de medidas para disminuir sus efectos y acortarla. La idea es que la resaca, por muy desagradable que sea, no te deshabilite para hacer tu día a día. ¿Preparado para dejarla atrás?  Sigue leyendo, seguro que lo consigues.

Bebe agua

Beber mucha agua es fundamental, ya que la deshidratación en estos casos está asociada a un exceso de consumo de alcohol. Ten a mano durante todo el día una botella de agua para ir bebiendo. Este es el paso básico e ineludible para volver a ser persona después de la resaca de Fin de Año.

Toma zumo de frutas

El zumo de frutas es un gran aliado para la resaca porque permite reducir la deshidratación. Una propuesta que puede parecer extraña pero que es tremendamente efectiva es el zumo de tomate. Este alimento tiene una alta proporción de hierro, potasio, magnesio, fósforo y Vitamina B.

Come salmón

Sus vitaminas del grupo B son muy útiles si lo que quieres es eliminar de raíz el malestar de la resaca. Igual no te apetece comer demasiado pero, como lo tendrás que hacer, el salmón es un buen aliado.

Come carbohidratos

La falta de glucosa es la base de la resaca y, por lo tanto, comer alimentos que la contengan es una decisión inteligente después de beber alcohol.

Comer un plato de arroz o de pasta es ideal para reducir los efectos de la resaca y mitigarlos antes. Esto se puede aplicar para todos los alimentos ricos en carbohidratos.

Aprovecha ese día (en el que no te apetecerá demasiado salir) para comer en casa.

No tomes alcohol

Sí, sabemos que en lo último que estás pensando el día de Año Nuevo es en volver a beber, pero tenemos que decirlo. Beber en un proceso de resaca solo va a servir para que tardes más en abandonarla. Eso en el mejor de los casos porque, como principio general, tenderá a empeorar tu estado.

La resaca del Año Nuevo se puede mitigar en gran medida si sigues estos consejos. Así comenzarás esta nueva etapa con buen pie. ¡Suscríbete a nuestra newsletterpara recibir noticias y consejos de interés como estos!