domingo, 25 octubre, 2020
Inicio TECNOLOGÍA

TECNOLOGÍA

Cómo cargar un coche eléctrico en casa

0

Cada vez son más los conductores que se plantean la compra de este tipo de vehículos. Aunque, se trata de coches más caros, este coste de más se amortiza. No obstante, para disfrutarlo es fundamental saber cómo cargar un coche eléctrico en casa. Por ello, al adquirirlo, hay que tener en cuenta uno de los factores más importantes: la recarga.

Pero, es evidente que, ante una tecnología en claro ascenso como esta surjan algunas dudas. Por ello, vamos a explicaros cómo tener un punto de recarga en el garaje, ya sea particular o comunitario. Y es que la recarga doméstica tiene grandes ventajas como un mayor control de la gestión de la energía, ahorro económico o evitar desplazamientos rutinarios a estaciones de servicios, entre otros.

Los papeles en regla

Cuando vives en una vivienda independiente, no tienes que realizar ninguna gestión. Pero, cuando vives en un piso y tienes que aparcar en un garaje común, solo se puede cargar un coche eléctrico en casa si informas por escrito al presidente o administrador de tu comunidad, de la instalación del punto de carga, según explica la Ley de Propiedad Horizontal.

Qué tipo de instalación conviene

Existen distintas opciones entre las que elegir para instalar un punto de carga. Se puede conectar un punto directamente al contador de la vivienda, utilizando la potencia contratada de nuestra casa para transferir energía eléctrica al vehículo.

Así pues, también se puede instalar un nuevo contador para el punto de recarga o bien, también existe la opción de instalarlo en un suministro eléctrico existente colectivo, utilizando, por ejemplo, el contador del aparcamiento comunitario.

cargar-coche-electrico-en-casa

Quién se encargará de la instalación

Es importante saber a quién acudimos para contar con la mejor información. Por eso, es recomendable dirigirse al concesionario donde se ha adquirido el vehículo eléctrico dónde nos aconsejaran qué tipo, potencia e instalación es más adecuada. Es decir, toda la información relacionada para recargar tu coche eléctrico en casa. La empresa especializada, o el operador de movilidad que se encargue de llevar a cabo la instalación, valorará qué lugar es mejor para colocarlo.

¿Qué potencia contratar?

Un cargador para un coche eléctrico en casa puede cargar como máximo a 7,4 kW de potencia en monofásico, a veces incluso menos. Dependiendo de nuestras necesidades, pondremos contratar diferentes potencias: 2,3 kW; 3,45 kW; 4,6 kW; 5,75 kW; 6,9 kW… Así, si conectamos el coche a diario o cada pocos días, una potencia de 3,45 kW; debería servir de sobra, si bien sería recomendable tener algo más de margen y apostar por 4,6 kW o 5,75 kW.

cargar-coche-electrico-en-casa

Si por lo contrario queremos apostar por un punto de carga muy polivalente en nuestro hogar, una potencia de 6,9 kW nos permitirá ganar autonomía de forma más rápida en caso de emergencia. A dicha potencia, un coche de 65 kW se cargaría por completo en 9 horas y media; en menos de 5 horas para el 50%, 2 horas y cuarto para el 25%… En resumen, ganaríamos unos 30 km por cada 40 minutos de carga, una cifra ideal para el día a día.

Ahora que ya sabes cómo cargar un coche eléctrico en casa, puedes curiosear el resto de nuestras noticias, suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie para estar a la última de este tema.

¿Cómo serán las casas del futuro?

0

Está cambiando nuestra forma de comunicarnos, de consumir productos y servicios, cómo nos desplazamos… Básicamente toda nuestra forma de vida. Y es que las nuevas tecnologías en nuestro día a día es ya nuestra realidad, y el sector inmobiliario no es ajeno a ello. Por ello, se van combinando con nuestros hogares y de forma progresiva. Pero, ¿cómo serán entonces las casas del futuro?

Muchos expertos y analistas intentan predecir como serán nuestros hogares. Y, aunque nadie tenga una bola de cristal, sí que podemos adelantarte las tendencias que los expertos tienen sobre la mesa. Inteligencia artificial, sostenibilidad, arquitectura, viviendas flexibles, tendencias de la futura vivienda 3.0.

Internet de las cosas

En una casa del futuro todo objeto electrónico debe estar conectado. Todo en remoto y por comandos de voz. Gracias al internet de las cosas nuestro frigorífico podrá encargar la comida en el momento que se gaste o la lavadora, el detergente, por ejemplo.

Sin embargo, no solo tendrán aplicaciones comerciales, sino también relacionadas directamente con el bienestar. Desde programar la comida en un robot de cocina desde el trabajo para que esté recién hecho al llegar, hasta abrir las persianas o encender la tele cuando estamos de vacaciones para que parezca que hay alguien en casa y despistar a los ladrones.

casas-del-futuro

Hogares inteligentes

Quizás, lo más sorprendente de las viviendas del futuro tiene que ver con el big data y la inteligencia artificial por la cantidad de datos que analizan y tramitan las inteligencias artificiales que van a gestionar nuestro hogar.

Llegará un momento en el que las mismas no solo tendrán la capacidad de actuar por sí mismas, sino también de aprender. No solo hablamos de poder programar nosotros mismos nuestra vivienda, sino que la propia vivienda será inteligente y podrá auto gestionarse.

Viviendas más sostenibles

Las nuevas viviendas están destinadas a proporcionar el mayor bienestar con el menor consumo. Se utilizarán materiales no contaminantes que ofrecerán la mejor eficiencia energética y aislamiento térmico y acústico. Cada vez hay más de estas viviendas ecológicas y sustentables y en el futuro, con la unión de la inteligencia artificial, la transformación será total.

casas-del-futuro

La flexibilidad en la vivienda

Se trata de crear viviendas que se adapten a nuestras necesidades en cada etapa de la vida. Por ejemplo, cuando crecen los hijos, a lo mejor interesa tener un salón más grande y menos habitaciones. Por ello, se están comenzando a ver viviendas con tabiques móviles que permiten modificar la superficie y el número de  habitaciones.

Ahora que ya sabes cómo serán las casas del futuro, si tienes curiosidad por otros temas, o te interesa estar al día y no perderte ninguna noticia del sector, suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie para estar a la última de este tema.

Cómo hacer una alarma casera

0

Si estás pensando en resguardar tu hogar, seguro que se te ha pasado por la cabeza aprender cómo hacer una alarma casera, ya que es una forma económica, sencilla y dinámica de protegerte sin tener que invertir mucho dinero.

Existen empresas que pueden instalar sistemas de seguridad muy eficientes; sin embargo, no todo el mundo pueden permitírselos. Pero, no te preocupes porque tenemos la solución perfecta para resguardar tu hogar de posibles delincuentes. ¡Estate atento!

Materiales y herramientas

  • Soporte para batería de 9 voltios
  • Tijeras
  • Pinzas para la ropa
  • Cinta transparente
  • Cinta aislante
  • Perforador para papel
  • Pinzas de cocodrilo
  • Hilo de nylon
  • Campana
  • Pegamento
alarma-casera

Pasos que debes seguir

Una vez que ya tienes todo lo necesario, llega el momento de ponerse manos a la obra. Para poder poner remedio a los puntos débiles de la vivienda, lo primero es contar con el plano general de la casa. Y ahora sí que ya tienes todo listo para comenzar con la construcción real de la alarma casera para la puerta.

En primer lugar, coge dos cables eléctricos (positivo y negativo), y pélalos por poco más de un centímetro. Coge el extremo de la pinza de la ropa con papel de aluminio. Abre la pinza para envolver, y luego engancha un extremo de una de las pinzas de cocodrilo.

Consigue un trozo de cartón, haz un agujero y pasa un trozo de hilo de nylon. Abre la pinza y engancha ese cartón. Coloca la batería de 9 voltios en su soporte y sujeta la pila a un extremo con cinta aislante. Conecta el positivo del cable pelado al lado positivo de la batería.

El cable negativo irá conectado a la otra pinza de cocodrilo. Pega también la pinza al rectángulo de cartón con la cinta adhesiva y la campana al cartón con el pegamento. Conectando uno de los cables del soporte de la batería a un extremo de la campana y enrollando la parte expuesta del cable alrededor del tornillo.

Cómo colocar tu alarma

¡Et voilà! Ahora solo tienes que decidir en qué puerta vas a colocarla. Una vez que lo sepas, pega el rectángulo de cartón en una pared cerca de la puerta, atando el hilo de nylon de la pinza al mango cuando esté cerrada. De esta forma, cuando se abra la puerta, el cuadrado de cartón se caerá del clip, los bordes de los cables conectados se tocarán y la alarma sonará.

Ahora que ya sabes cómo fabricar una alarma casera para tu hogar, y tienes curiosidad por otros temas, o te interesa estar al día y no perderte ninguna noticia del sector, suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie para estar a la última de este tema.

Casas pasivas: Así son estas viviendas que consumen lo mínimo

0

Los efectos del cambio climático cada día son más significativos, no solo en los desastres naturales, sino también en la vida de las personas. Y es por este motivo que las casas pasivas ganan más peso cada día. En España durante años se ha construido muy mal, especialmente en la época del boom inmobiliario.

Pero esto ha comenzado a cambiar, y en 2020 entra en vigor la normativa que obliga a que las nuevas construcciones, públicas y privadas, sean edificios de consumo energético casi nulo. Y es que, para conseguir que nuestras casas funcionen con energías renovables sin mermar nuestro confort, ese al que estamos tan habituados, es importante reducir al máximo el consumo energético.

Pero, ¿cómo se consigue tal propósito? La respuesta se encuentra en un modelo de vivienda autosuficiente que requiere la energía mínima para garantizar las comodidades del siglo XXI.

¿Qué es una casa pasiva?

Se trata de un tipo de vivienda que está construida teniendo muy en cuenta las condiciones climáticas y geográficas de cada emplazamiento con una buena orientación, captación y protección de la radiación solar. Casas que funcionan con muy bajo consumo energético, con un elevado confort interior y que presentan una eficiencia energética muy superior a una construcción tradicional.

Así que cuando nos referimos a las casas pasivas prefabricadas no estamos hablando de un diseño arquitectónico, sino de una serie de normas energéticas que se pueden aplicar a cualquier tipo de construcción. Además, estas viviendas consumen hasta siete veces menos energía que una casa tradicional.

Son todo un ejemplo de sostenibilidad. Pero, no son buenas solo para el medioambiente sino que estas viviendas tienen beneficios saludables, ya que su renovación inteligente del aire, su incidencia de la luz solar y su construcción con materiales naturales y menos contaminantes que los convencionales ayudan a prevenir y reducir enfermedades como el asma.

casas-pasivas

Características de las viviendas pasivas

La razón más importante para construir una casa de este tipo es que es una vivienda saludable que cuida a quienes viven dentro de ella. Pero además, otras particularidades diferencian a este tipo de viviendas del resto.

Diseño bioclimático

El objetivo del diseño bioclimático es lograr el máximo de confort en una casa con el mínimo gasto energético. Para lograr esto se utilizan las fuentes de energía naturales y las condiciones climáticas locales.

Pero antes de construir una casa biopasiva, se pasa por un buen estudio del clima, de la orientación, de la luz natural disponible, de la trayectoria solar, de los vientos predominantes y de la captación de radiación solar en invierno y su protección en verano.

Excelente aislamiento térmico

casas-pasivasUna casa mal aislada puede consumir hasta un 30% más de energía que una casa que tiene una buena aislación térmica. Un buen aislamiento reduce pérdidas de calor en invierno y ganancias en verano, lo cual implica una baja demanda de energía para climatización.

Y es que el calor de una vivienda se va especialmente por puertas y ventanas. Esto representa entre el 25% y el 30% del gasto de calefacción total. Por eso, en una casa prefabricada pasiva la calidad de estos elementos y su correcta instalación es fundamental para una alta eficiencia energética.

Así pues, una capa de aislamiento evita los puentes térmicos, tan habituales en las viviendas tradicionales y que provocan una gran parte de las pérdidas del calor en los edificios.

Calidad y estanqueidad del aire

casas-pasivasUno de los grandes aportes de las viviendas pasivas es la calidad del aire al interior de la misma, otorgando así un ambiente limpio y saludable para las personas que allí viven. Los sistemas de ventilación mecánica permiten que el aire se esté renovando continuamente al interior, procurando el confort térmico de nuestra vivienda.

Además, es importante conseguir la estanqueidad del aire sellando todas las uniones entre los diferentes materiales de la casa. De esta manera, no existen infiltraciones no deseadas.

Certificación energética

El último paso para tener una vivienda de estas características son las pruebas técnicas y su certificación. Esta es la única garantía de que el edificio se ajusta al cumplimiento de los requisitos establecidos por el Passivhaus Institut de Alemania y al nivel de confort interior y de la calidad energética de la construcción hacia el cliente.

Ahora que ya sabes las ventajas de las casas pasivas, y tienes curiosidad por otros temas, o te interesa estar al día y no perderte ninguna noticia del sector, suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie para estar a la última de este tema.

¿Qué es el Building Information Modeling (BIM)?

0

BIM (Building Information Modeling) es una metodología colaborativa que está suponiendo una revolución en el sector de la construcción donde la generación de contenidos de todo el proyecto se comparte de forma digitalizada entre todos los implicados.

Funciona como una maqueta digital, con una gran base de datos que permite gestionar todos los elementos que forman parte de la infraestructura de una obra, durante todo el ciclo de vida de la misma.

Todo ello, permite la optimización del tiempo, de los costes y del mantenimiento, permitiendo que todos los agentes del mundo de la construcción, edificación y obra civil se involucren en los procesos. Pero además, supone otras ventajas.

Trabajo multidisciplinar y colaborativo

Con este sistema, todos los agentes implicados dentro de un mismo proyecto pueden trabajar a través de una misma plataforma compartiendo e integrando información en tiempo real. Esto facilita el control, la gestión y el análisis de los proyectos en cada una de sus fases.

Sostenibilidad y eficiencia

Gracias a la metodología BIM se puede determinar el impacto energético de los materiales que van a utilizarse en un proyecto de construcción. Además, se pueden observar con mayor facilidad errores que pueda tener la edificación.

building-information-modeling

Ahorro de tiempo y costes

Esta nueva forma de trabajar permite generar de forma automática toda la documentación del proyecto. De esta manera, y gracias a la metodología del Building Information Modeling, se reducen en gran medida los costes y el tiempo.

La visualización de una edificación en 3D

La construcción viral de un edificio en 3D supone que al poder verlo en tiempo real te informa de los posibles errores antes de que estos se cometan en la construcción física.

Esto supone una clara ventaja para corregir dichos defectos, evitando así el gasto que supondrían luego.

Transparencia total

Al estar implicados todos los agentes de un proyecto arquitectónico, cada uno puede mirar en tiempo real lo que sucede y esto genera mayor transparencia en el proyecto. No hay ninguna duda que el BIM ha venido para quedarse, ya que en España para la licitación pública de edificaciones es obligatorio.

Ahora que ya sabes las ventajas de la metodología del Building Information Modeling o BIM, si tienes curiosidad por otros temas, o te interesa estar al día y no perderte ninguna noticia del sector, suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie para estar a la última de este tema.

Cómo montar un cine en casa: Todo lo que vas a necesitar

0

Es el séptimo arte y el favorito de muchas personas. Y es que ¿te imaginas poder tener un cine en casa, ver una buena película y alejarte por un rato de la realidad? ¿O escuchar la armadura de Ironman cortando el viento antes de una lucha inminente?

¡No esperes más y ponte manos a la obra! Seguro que piensas que es carísimo, pero nada más lejos de la realidad, montar un cine en casa resulta más fácil y barato de lo que imaginas. Y por eso hoy te mostramos cómo hacerlo eligiendo bien los elementos que la van a componer.

Destina el espacio adecuado

Lo primero que hay que hacer es elegir una habitación para crear el mejor cine en casa. Una de las cosas más importantes a la hora de elegir una habitación u otra es la acústica, y las habitaciones rectangulares son las mejores para ello. Pero si no cuentas con un espacio de estas características, que no cunda el pánico, porque puedes aislar la habitación.

La iluminación también es importante

La iluminación es determinante para todo el sistema de cine en casa, ya que las luces deben poder regularse para dejar la habitación a oscuras y poder disfrutar de la imagen proyectada.

Así pues, las luces tenues por detrás de las pantallas, pueden evitar el cansancio de la vista y a reducir el contraste en el ambiente, aunque otra alternativa puede ser colocar luces LED perimetrales. Pero, además, no solo se trata de apagar o atenuar las luces, también hay que controlar la cantidad de luz natural que entra por las puertas y ventanas.

cine-en-casa

¿Qué pantalla de cine en casa elegir?

La pantalla es uno de los factores más importantes que hay que tener en cuenta en el momento de diseñar la sala. Para poder ver las películas correctamente, puedes decidir entre dos opciones: televisión o proyector, y la respuesta la tendrás dependiendo de dos factores: el tamaño del espacio y el presupuesto con el que cuentes.

Para que te hagas una idea, una pantalla de 80 o 90 pulgadas, resulta ideal para un cine de casa pequeño. Mientras que el proyector es ideal para espacios de mayores dimensiones.

No obstante, la resolución de la televisión es otro aspecto a tener en cuenta y debes saber que la no va de la mano del tamaño de la pantalla sino de la calidad de imagen. Por ello, lo más recomendable es FULL HD, WUXGA O 4K. Pero recuerda que cuando escojas 4K que sea 4K real, que tenga: 3840×2160.

Y si eliges proyector…

Opta por una pantalla de proyección o pared blanca. Puedes elegir una de 120 pulgadas y anclarla al techo, pero ten en cuenta la distancia a la que colocar el proyector, ya que existen de tiro corto y tiro regular (los que se cuelgan del techo). Uno de tiro regular puede generar 120 pulgadas de imagen a una distancia de 5 metros y un proyector de tiro corto, las mismas pulgadas, pero a una distancia de 1,5 m.

O si eliges televisión…

Ten en cuenta el ángulo de visión. Para calcularlo imagina dos líneas desde el sitio dónde te sentarás hasta los bordes de la pantalla, e intenta que ese ángulo no sea de menos de 33-35º ni más de 40º.

Si tu presupuesto y espacio no es el suficiente, lo mejor es que compres una barra de sonido. Pero, si tu situación es otra y quieres realmente disfrutar de las pelis, la mejor opción es un conjunto de home cinema en casa. Su configuración más popular es de 5.1, lo que significa cinco altavoces y un subwoofer. Esta opción puede costar unos 300 euros en adelante, depende de lo que estés dispuesto a pagar.

Ahora que ya sabes cómo montar un cine en casa, si tienes curiosidad por otros temas, o te interesa estar al día y no perderte ninguna noticia del sector, suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie para estar a la última de este tema.

Edificios sanos que cuidan a sus inquilinos

0

El concepto healthy está de moda en la alimentación, en la cosmética, en la ropa… Y, como no, también en el ámbito de la vivienda, y por eso hablamos de edificios sanos. Y es que la mayor parte del tiempo lo pasamos en espacios cerrados, por lo que prestar atención a su nivel de salubridad es fundamental. Sabemos el significado de una dieta o rutina saludable. Pero, ¿qué es una vivienda saludable?

¿Qué es un edificio sano?

Es aquel que está pensado para contribuir a la salud y al bienestar de sus habitantes. Para ello, se presta atención a cada detalle de la construcción, desde el diseño de las instalaciones hasta la elección de los materiales.

Por ello, para crear un edificio saludable se deben tener en cuenta elementos como el aislamiento, la estanqueidad o la ventilación controlada. Porque muchos de los problemas de los edificios provienen de un mal diseño inicial que, impide abordar correctamente el control de temperatura, la humedad o el caudal de aire que circula por las estancias.

edificios-sanos

¿Qué elementos suponen un riesgo para la salud?

  • El aislamiento térmico: tener un mal aislamiento puede provocar enfermedades. El aislamiento térmico permite mantener una óptima temperatura interior, garantizando el bienestar de los ocupantes. Un buen aislante debe tener un buen comportamiento térmico.
  • Las infiltraciones: cuando el aire entra y sale de manera descontrolada produce un desequilibrio en el confort térmico. Por eso los edificios sano tienen en cuenta este aspecto.
  • Partículas en el aire: hay elementos que pueden llegar a ser mortales y provocar enfermedades como el cáncer. La falta de estanqueidad, además de permitir la libre circulación del aire, permite que dicho aire transporte partículas peligrosas.

edificios-sanos

Los principales fundamentos de los edificios sanos

  • Calidad del aire: para garantizar la calidad del aire es imprescindible elegir los materiales de construcción y de mobiliario de baja emisión de compuestos orgánicos volátiles y semivolátiles. Y mantener unos niveles de humedad entre 30-60% para mitigar los problemas de olores.
  • Ventilación: establecer una ventilación adecuada para controlar las fuentes de olores, productos químicos, emisiones de COV y dióxido de carbono y conseguir una adecuada calidad del aire interior.
  • Confort térmico: hay que tomar medidas para que el confort térmico asegure un nivel de temperatura y humedad constante durante todo el año.
  • Aprovechar la luz natural: dos requisitos fundamentales son el uso de bombillas de bajo consumo y la instalación de ventanas suficientes.
  • Ruido y humedad: proteger y aislar la vivienda para que haya la menos contaminación acústica posible e intentar evitar la formación de humedades durante y después del proceso de construcción.

Los edificios sanos no son simplemente una forma determinada de construcción responsable con el medio ambiente, también se trata del modo de vida del futuro. Y si tienes curiosidad por saber más sobre este tema, o te interesa estar al día y no perderte ninguna noticia del sector, suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie para estar a la última de este tema.

El futuro de la domótica por voz en el hogar

0

La domótica por voz nació con el objetivo de facilitar la vida de los usuarios. Cada día, las ventajas de este tipo de tecnología aumentan gracias a los continuos avances tecnológicos. A través de los asistentes virtuales, podemos crear un entorno inteligente en el hogar.

El origen de esta tecnología

Ya en 2009 SpeakHome obra de la empresa ALHENA, comenzó a realizar un programa gobernado por voz que permitía manejar todos los elementos de domótica y videoviligancia en la vivienda. Mucho antes de que Apple, Amazon y Google vieran en esta tecnología un segmento donde poder hincar el diente.

Una vivienda inteligente ayuda a que nuestra vida cotidiana sea más confortable, ahorra energía, dinero y protege mejor la casa. Por eso, los expertos aseguran que en el año 2021 cerca del 30% de todos los dispositivos de domótica que se adquieren en el hogar para el mercado se podrán controlar mediante comandos de voz.

Controla tu casa sin moverte del sofá

¿Te imaginas poder cambiar de canal o subir la temperatura del aire acondicionado por medio de voz? Una de las principales funciones de la domótica, es que no hace falta observar ninguna pantalla para realizar las tareas propias de un sistema de este tipo.

Con un teléfono móvil conectado a la red Wi-Fi de casa será suficiente para poder sacarle el máximo provecho. Encender las luces con solo una orden ligada al reconocimiento de voz es todo un hecho gracias a los enormes beneficios que trae consigo la inteligencia de las smarthome.

Ventajas de la domótica por voz

  • Ahorrar tiempo: la instalación de cualquier sistema de domótica nos agiliza el tiempo de tener que apagar luces, bajar persianas, modificar la temperatura…Al quedar todo automatizado nos despreocupamos y, además de conseguir que nuestra casa sea más eficiente, ahorramos tiempo en realizar estas acciones.
  • Comodidad: desde el sofá, sin tener que levantarte de la cama, mientras haces la cena… Da igual dónde te encuentres o que estés haciendo, con el control de tu SmartHome podrás realizar cualquier acción. Mayor comodidad y seguridad para tu vivienda con un manejo tan sencillo como lo es simplemente dar una orden.
  • Fácil instalación: estos sistemas domóticos son muy sencillos de instalar. Olvídate de cables o hacer modificaciones en la vivienda, los asistentes por voz te permiten agilizar estas acciones e implantarlo rápidamente.

domotica-por-voz

Los puntos débiles

Los ruidos que se producen en el ambiente pueden llegar a ser un problema para que detecte nuestra voz. Sin embargo, se puede instalar un captador adicional para que esto no suceda.

Y si tienes curiosidad por saber más sobre la domótica por voz, o te interesa estar al día y no perderte ninguna noticia del sector, suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie para estar a la última de este tema.

Así serán las futuras casas en Marte impresas en 3D

0

 En 2015, la NASA inició un concurso, 3D-Printed Habitat Challenge, en el que se escogería a las cinco mejores proyectos de casas en Marte. Todos los proyectos presentados tenían que tener una cosa en común: poder ser construidos mediante impresión en 3D.

 

Tras analizar las dieciocho propuestas presentadas (sus materiales, construcción y coste de elaboración), en abril se decidió quien iba a pasar a la etapa final de este concurso. Cinco fueron seleccionados para desarrollar sus proyectos a escala.

Diseñar viviendas altamente sostenibles que aprovechasen los recursos del planeta rojo, reduciendo al máximo sus necesidades energéticas, eran algunos de los grandes retos del proyecto. Además de ser capaces de crear espacios aptos para cuatro personas y que soportasen las condiciones ambientales del lugar. Pues bien, cuatro años después, ha cobrado una relevancia especial.

¿Cómo sería vivir en Marte?

El planeta rojo nos fascina y a simple vista parece bonito. El sol calienta su superficie oxidada a unos agradables 20 grados durante el día y la brisa mueve suavemente las partículas de polvo. Por ahora, las naves espaciales aterrizan y ruedan entre rocas y colinas para comprobar la orografía.

Sin embargo, si pudiésemos viajar ahora mismo a Marte nos encontraríamos un terreno árido y desierto. El planeta rojo cuenta con temperaturas que van desde los 20º en verano hasta los -140º en invierno. Y, a veces, el viento sopla con tanta fuerza que provoca tornados. Pero, llegará un día en el que los humanos construirán espacios habitables y eso es lo que pretende la NASA con este nuevo proyecto.

De los cinco proyectos presentados en este concurso, la NASA seleccionó tres finalistas que se llevaron un premio de 100.000 dólares (unos 89.300 euros). Para decidir al finalista, la NASA requería que los equipos crearán un diseño de hábitat a gran escala, utilizando modelado. Vamos a ver cuáles son las viviendas donde podremos habitar en un futuro:

Equipo SEArch+/ Apis Cor

En la primera posición quedo el Equipo SEArch+/ Apis Cor, de Nueva York. La forma única de su hábitat permite un refuerzo continuo de la estructura. La luz entra a través de puertos en forma de canal en los lados y la parte superior.

Equipo Zopherus

El Equipo Zopherus, de Arkansas ha obtenido el segundo puesto entre todas las viviendas en Marte presentadas. El diseño del equipo sería construido por una impresora itinerante autónoma que imprime una estructura y luego se mueve al siguiente sitio.

Equipo Mars Incubator

Finalmente, el Equipo Mars Incubator, de Connecticut, ha quedado en tercero con un diseño que representa un aspecto modular de las viviendas espaciales y permite una gran cantidad de luz natural.

Y si tienes curiosidad por saber más sobre las casas en Marte, o te interesa estar al día y no perderte ninguna noticia del sector suscríbete a nuestra newsletter. Y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie para estar a la última de este tema.

Casas geodésicas: Las ventajas de estas viviendas semiesféricas

¿Te imaginas viviendo en una cúpula de cristal en plena naturaleza? Esto se presenta ya como un ejemplo claro del hogar del futuro. Y es que las casas geodésicas son una nueva forma de construcción basadas en cúpulas. Se construyen mediante barras siguiendo una geometría basada en las divisiones de un icosaedro, un poliedro regular de veinte caras triangulares.

Viviendas resistentes y de espacios diáfanos, donde la estructura no se sujeta por pilares centrales, sino que reparte la carga del peso entre todos sus puntales. Además, su forma semiesférica, resiste muy bien frente a fuertes vientos. Por su parte, los espacios interiores de estas casas son amplios, envolventes y cálidos. Además cuentan con iluminación natural que puede llegar desde diferentes puntos.

Sin duda, estos hogares son la mejor manera de cuidar el medio ambiente y de ahorrar dinero. ¿Todavía no estás convencido? Sigue leyendo y te mostramos las principales ventajas que tienen estas viviendas.

Ahorro de dinero en la construcción

Las viviendas geodésicas son más baratas de construir que las tradicionales, ya que no requieren de vigas y columnas. Por ende, se precisa un 40% menos de materiales que una casa tradicional. Su precio oscila entre los 500 y 1.000 euros por metro cuadrado en España. Además, gracias a la reducción de costes, se pueden construir entre quince días y un mes, dependiendo del tamaño de la cúpula.

Eficiencia energética

Que estas viviendas estén construidas en forma de semiesfera hace que puedan aprovechar el sol y la luz ahorrando energía eléctrica, pudiendo disfrutar así de fuentes limpias. Además, utilizan materiales sostenibles que no dañan el medio ambiente, como los paneles solares, la paja y el corcho.

Mil posibilidades de diseño

casas-geodesicasLas posibilidades de diseño son casi infinitas. Estas viviendas son estructuralmente independientes. Por lo tanto, si quieres quitar una pared para hacer un espacio más grande no tienes que preocuparte si es de carga o no.

Además, las casas geodésicas cuentan con una ventaja adicional en su facilidad para ampliar el espacio. Gracias a un diseño modular, cada cúpula encaja a la perfección con sus semejantes, creando tantas habitaciones como sean necesarias.

Si te interesa estar al día y no perderte ninguna noticia del sector suscríbete a nuestra newsletter. Y recibe toda la actualidad en tu correo antes que nadie para estar a la última de este tema.