tendencia-euribor

El euríbor es el índice al que se encuentran ligadas la mayoría de las hipotecas en España. Se adentró en febrero de 2016 en negativo por la política del Banco Central Europeo (BCE) de bajar los tipos al 0% y así recuperar la economía de la Unión e inyectar más liquidez en la economía real para estimular los precios.

Su tendencia acumula más de dos años por debajo del 0%. Según los analistas, no tiene más recorrido a la baja, ya que se está estabilizando a niveles mínimos ( hace 2 años ya estaba a -0,012). Hasta el cierre de 2018 rondará el -0,124.

¿Hasta cuando se va a mantener esta tendencia?

Aunque es imposible saber con exactitud cuándo va a volver a subir el euríbor, sí que hay indicios que llevan a pensar que el euríbor seguirá dando un respiro lo que queda de 2018 y principios del 2019, coincidiendo con el fin del mandato de Draghi al frente del BCE, en octubre de 2019.

Por lo tanto, para alegría de los hipotecados de renta variable, las cuotas hipotecarías seguirán abaratándose o al menos seguirán sin subir durante un año más.

¿Hipoteca a plazo fijo o variable?

Los consumidores tienen dudas a la hora de elegir si endeudarse a tipo de interés variable o fijo a la hora de financiar la compra de una vivienda. Con el euríbor aún en 0,0%, los hipotecados a tipo de interés variables siguen beneficiándose de rebajas en las cuotas. Por ello actualmente un 62,5% de nuevas hipotecas se realizan a tipo de interés variable frente al 37,5% que se realizan a tipo de interés fijo.

Sin embargo, los consumidores están considerando firmar hipotecas a tipo fijo por la volatilidad que tienen las de tipo variable. No obstante, las buenas noticias para millones de personas con tipo de interés variable es que hasta la subida, las cuotas mensuales de los préstamos a tipo variable seguirán estando baratas.

Los expertos auguran una tendencia a un mayor número de contrataciones de hipotecas a tipo fijo en este 2018. Tras la crisis este tipo de hipotecas se hizo un hueco en el mercado entre los consumidores que buscaban estabilidad al llegar la cuota de la hipoteca a final de mes.

Los bancos empezaron a prestar dinero hasta 30 años vista. Algo que era impensable hasta hace pocos años. Unos tipo de interés que pueden llegar al 2,15% a plazo máximo y al 1,25% a 10 años. Se prevé que las hipotecas al tipo de interés fijo alcancen más de la mitad de todas las hipotecas este año.

Aunque las hipotecas a tipo fijo son una de las mejores alternativas para los nuevos compradores esto dependerá del importe a financiar. Es decir, si hablamos de cantidades de hasta 150.000 euros el tipo variable es el más interesante. Pero, en importes superiores es mejor el tipo fijo, porque supondrá menores dolores de cabeza.

tendencia-euribor

¿Qué pros y contras tiene cada tipo de interés?

El euríbor sigue en negativo. Las hipotecas fijas están en auge y las entidades financieras ya abarataron sus préstamos a tipo variable.

Hipotecas a tipo de interés fijo

El lado positivo:

  • El interés de la hipoteca será constante a lo largo de los años y el cliente no tendrá que preocuparse por las subidas y las bajadas del euríbor.
  • Los préstamos a tipo fijo son menos caros a largo plazo. Pagarás menos por tu hipoteca.
  • Y por último. Los bancos ofrecen hipotecas más asequibles con tipos de interés entorno al 3% y plazas que pueden alcanzar hipotecas a 30 años.

El lado negativo:

  • El cliente no se podrá beneficiar de las bajadas del euríbor como en estos últimos años.
  • Las comisiones de apertura y constitución de la hipoteca son más elevadas.

Hipotecas a tipo de interés variable

El lado positivo:

  • El cliente se puede beneficiar de los tipos de interés bajos de los cuales goza el mercado.
  • La cuota inicial es más baja. Lo que pagas al principio del préstamo mes a mes suele ser menos. También lo es el tipo de interés inicial a pagar.

El lado negativo:

  • Las cuotas son variables y por lo tanto inestables.
  • Los intereses suelen ser más bajos que en las hipotecas a tipo fijo. Los plazos de amortización más largos, llegando incluso a los 30 o 40 años.

¿Quieres mantenerte al día de la tendencia que va a seguir el Euríbor? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe toda la actualidad en tu correo.