tipos-vitroceramica

Que cumplan la regla de las 3B: bueno, bonito y barato. Así es como queremos que sean los productos que utilizamos en nuestra cocina. ¿Conoces los diferentes tipos de vitrocerámica y cuál es la mejor para tu caso? Te explicamos cuáles son y sus principales características. Así podrás elegir la que, para ti, cumpla las 3B.

Vitrocerámica de gas

Utilizan gas de la misma forma que lo hacían las cocinas antiguas. No obstante, en este caso los quemadores se encuentran debajo de un cristal. El gas se encenderá de manera automática cuando comience el proceso de cocción gracias a una válvula que permitirá su paso. Lo bueno (o malo, según se mire) es que utiliza gas, por lo que no aumentará en gran medida la factura de la luz.

Vitrocerámica eléctrica

tipos-vitroceramica

Este producto irradia calor a través de unas resistencias situadas bajo el cristal. Las eléctricas fueron las primeras que salieron al mercado sin la utilización de gas y, por ello, son las más extendidas.

Si vas a cambiar la encimera de la cocina, su instalación es medianamente sencilla.

Placas de inducción

Hoy por hoy, esta clase de vitro cuenta con una tecnología mucho más avanzada que las anteriores, lo que la convierte en la preferida de quienes tienen que renovar una antigua. En este caso, como fuente de calor no se utiliza una resistencia, sino un campo magnético que se encarga de calentar la superficie de forma rápida y eficiente.

Además, son muy seguras, ya que no se encienden si no detectan la base de un recipiente apoyada encima. Este aspecto resulta una ventaja evidente para las familias con niños y para aquellas que cuentan con una cocina pequeña (por muy poco espacio que haya disponible, siempre se puede distribuir con mimo para que parezca más amplia) y necesiten colocar en ocasiones los útiles sobre la superficie. El aspecto negativo de estos sistemas es que son algo más caros que los anteriores. No obstante, en cuestión de seguridad y tiempo de cocción, para muchos usuarios merece la pena.

Elige entre los tipos de vitrocerámica que necesitas en función de tus necesidades… ¡y a cocinar! Pero si lo que quieres son más trucos y consejos sobre cómo aprovechar al máximo esta importante estancia de tu hogar, ¡suscríbete a nuestra newsletter!